31 Ene

¿Debemos pasar mantenimiento en estufa de leña?

Esta pregunta, bastante común entre los usuarios de estufas de leña, tiene una respuesta bastante sencilla SI. Aunque también implica ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. Por cierto, aquí te decimos todo lo que debes saber acerca del mantenimiento de chimenea y estufa de leña.

¿Por qué debemos limpiar una estufa leña?

Principalmente, hay que tener en cuenta que un correcto cuidado de cada uno de los equipos usados en nuestro hogar es indispensable. De esta manera, aseguraremos que nuestros productos tengan no solo un mejor rendimiento sino una mayor durabilidad.

En cuanto a las estufas de leña, es necesario mantener una buena limpieza de las mismas. La quema de la leña genera en la chimenea, además del hollín, creosota y vapores de humedad. Estas sustancias se quedan adheridas a las paredes y los codos de la parte interior de la estufa. No solo se trata de algo poco higiénico, sino que es sumamente peligroso ya que estas sustancias son altamente inflamables.

Entonces, si queremos mantener la durabilidad de nuestra estufa, junto con un buen rendimiento y evitar accidentes graves, es muy importante ser conscientes del correcto mantenimiento de chimenea que debemos hacer. Por tal razón no es para menos preocuparse por la limpieza chimeneas.

¿Qué tener en cuenta a la hora de limpia una chimenea?

Se tiene que tener un plan estructurado para adentrarse en la tarea del mantenimiento de chimeneas. Con esto en mente, te recomendamos que tengas en cuenta ciertas consideraciones a la hora de la limpieza chimeneas.

Primero, deberías revisar el tubo de salidas de humos, de esa forma sabrás cuales serán los instrumentos necesarios para trabajar cómodamente. También ten en cuenta que debes reconocer las cosas que estén cerca de la estufa para así saber hasta qué punto deberás efectuar el trabajo.

Si la cantidad de hollín es muy grande, considera el uso de cepillos especiales para deshollinar estufas de leña. Estos cepillos los podrás encontrar en cualquier lugar especializado en el tema. Con sus largas y fuertes cañas podrás alcanzar esos sitios difíciles afectados por las largas horas de fuego.

Antes de hacerte con cualquier cepillo debes medir y evaluar cuál sería el más apropiado en la limpieza chimeneas. Los hay de diversas formas y tamaños para todo tipo de estufa.

Ten a la mano trapos que puedas humedecer para limpiar la ceniza que se escape. También para limpiar el vidrio y el resto de cosas que se ubiquen alrededor de nuestra estufa de leña.

Además, puedes hacerte con varios productos químicos para ayudarte a limpiar el tubo, la chimenea y todo el resto de elementos que conforman la estufa.Existen muchos químicos, pero recomendamos instruirte acerca de los más idóneos para este trabajo. Pregunta a los expertos en el tema para saber cuál será el que te resultará más factible de adquirir según sea tu caso.

Mantenimiento de chimeneas

Jamás dejes de lado la limpieza correcta de las estufas de leña. Un mal cuidado puede afectar el fuego, la calidad de la estufa y los beneficios de ella. Como mencionamos anteriormente, aparte de todo esto también se suma el riesgo de incendios que puedan afectar la vida de los ocupantes del hogar. Con esto en mente, ten en cuenta la importancia del proceso y lo necesario de hacerlo de forma constante.

Para comenzar con el mantenimiento de chimenea, debemos asceder al tubo de extracción. Esta no es una tarea demasiado complicada, pero se debe realizar con sumo cuidado. Así podremos realizarla con total éxito y eficacia.

Una vez realizado este paso, debemos hacer uso de nuestro cepillo especial para deshollinar estufas de leña. Pásalo por el tubo de extracción y haz prueba del químico que sea de tu preferencia para deshacerte de todas aquellas manchas desagradables.

En caso de no estar satisfecho con el tubo de extracción, puedes comprar algún otro de mejor calidad. Muchos tubos de algunas marcas o de mejor fabricación reducen considerablemente los riesgos antes mencionados, además de que permitirán una mejor salida del humo producido en la chimenea.

¿Debemos pasar mantenimiento en estufa de leña? 1

¿Y si mi estufa de leña posee cristal?

En este caso, no te preocupes. No son muy dificil de limpiar y con el producto adecuado te lo facilita lalimpieza. La verdad es que si los vidrios están sucios no afectarán a tu salud en nada. Sin embargo, con una pantalla sucia se perderá el toque de elegancia que estas chimeneas aportan al hogar.

No es recomendable presentar un aspecto tan descuidado y sucio a nuestros familiares o visitantes. Por tal razón se recomienda también mantener limpio este vidrio. Para ello, puedes usar un trapo y algún producto especializado en la limpieza de estufas. Si no dispones de dicho producto, también puedes usar ceniza en polvo. Esta la deberás frotar por el cristal y acto seguido limpiar el mismo con un paño húmedo.

Acerca de las cenizas restantes

Ten en cuenta que la acumulación de la ceniza puede empeorar el rendimiento de la chimenea. Con esto se perderá en gran parte la generación de calor de la misma. También se dispondrá de menos combustión y la ventilación se verá entorpecida. Aparte, debido al exceso de ceniza será mucho más fácil que el vidrio, en caso de tenerlo, se ensucie con más regularidad.

Para limpiar la ceniza que sobre, deberás hacerlo cuando no estés usando la estufa de leña, para evitar cualquier daño físico. También ten en cuenta que tendrás que realizar el proceso en frío, por lo que no será recomendable realizar la extracción de la ceniza justo después de apagar la estufa.

Para cumplir con este cometido bastará solamente con usar una aspiradora de ceniza por todos los lugares donde se suele acumular. Con esto estarás tranquilo durante un buen tiempo. En caso de no poseer una aspiradora, siempre puedes tener un buen cepillo a mano.Con él debes restregar los lugares máxima acumulación e ir recogiendo las cenizas para deshacerte de ellas.

¿Cada cuánto debo realizar el mantenimiento de chimenea?

Dependerá de la cantidad de uso que se haga de la misma, como también de la leña con la que se prepara el fuego. En lugares donde se suele encontrar mucha leña húmeda es común escuchar que se realice la limpieza chimeneas de forma muy regular. Teniendo esto en cuenta, será menos necesaria una revisión periódica de la chimenea si comenzamos a usar más leña seca.

Por lo general la leña húmeda trae peores resultados, pues es la que intensifica la acumulación de hollín y creosota.Si logras alejarte lo más posible de la leña húmeda podrías deshollinar estufas de leña al menos una vez por año. En caso contrario, deberías estar limpiando tu estufa cada ciertos meses, para evitar cualquier repercusión en la salud.

Y por si te lo preguntabas, muchos expertos opinan que el mejor período para realizar el mantenimiento de la estufa o chimenea es justo antes de la llegada del invierno o de las temporadas frías. Así no tendrás problemas con disfrutar de un buen fuego y un calor agradable en estas épocas.

 

Deja un comentario