23 Dic

¿Cómo elegir una estufa de leña?

¿Sabes cómo elegir una estufa de leña perfecta para tu hogar? Conoce los tipos que existen, considera el espacio donde harás la instalación y selecciona la que más te guste. Aquí te contamos todos los detalles que debes saber para tomar la mejor decisión.

Este sistema de calefacción es uno de los más comunes y tradicionales, debido a sus ventajas. Existen una gran variedad de modelos de estufas de leña, cada una de ellas se puede adaptar a tus necesidades particulares o a las de tu familia. Por ello es muy importante conocer todos los detalles de cada estufa de leña, para que de esta forma puedas realizar una compra satisfactoria y funcional.

Tipos de estufa de leña 

Lo primero que debes saber es que hay diversos tipos de estufas de leña, por lo que no tendrás que quedarte con la primera que veas. Mira las diferentes opciones que existen y elige la que mejor se adapte a lo que necesitas. Considera todas sus características, desde el modelo, precio y la potencia; hasta su material de fabricación y la forma en que funciona.

Materiales de fabricación 

La primera clasificación entre los tipos de estufas de leña es la relacionada con su material de fabricación. Las de hierro fundido son más pesadas, tienen una instalación más compleja y un buen rendimiento. Esto último debido a que transmiten el calor de forma homogénea en toda la estancia.

Las estufas de acero son más ligeras y su instalación es más simple, por lo que suelen ser más baratas. El problema con ellas es que son menos eficientes que las de hierro.

También existen las de material refractario, las cuales son más voluminosas y capaces de conservar el calor de manera más eficaz. Por esta razón se considera que tiene un alto rendimiento.

Diferentes modelos 

Los tipos de estufas de leña también se pueden dividir por los modelos que existen, muchos de ellos directamente relacionados con el material del que están fabricadas. Hay algunas que tienen un diseño más simple, son pequeñas y compactas. Por otro lado, hay otras que incluyen horno, por lo que se consideran más modernas y son perfectas para preparar diferentes recetas.

Funcionalidad 

Las estufas tienen formas diferentes de tramitar el calor, por convección y por radiación. Particularmente las que están hechas de acero lo emiten de la primera forma, haciendo que su funcionamiento sea bastante simple. Son consideradas muy seguras, debido a que las paredes de la misma no queman al tacto cuando está en funcionamiento.

Las estufas de leña hechas de hierro fundido trabajan por radiación, esto hace que los objetos en la estancia se calienten de forma directa más rápido. Es primordial saber que este tipo de chimeneas desprende mucho calor directo, por lo que hay que tener precaución con niños y mascotas al usarlas.

También hay un tercer tipo que combina la convención con radiación, las cuales distribuyen el calor de forma más uniforme en la estancia. Esta es la opción ideal actualmente, debido a que son más seguras y a su vez producen una temperatura confortable en poco tiempo.

En qué espacio estará colocada la estufa de leña 

El espacio donde estará colocada la estufa también es un factor importante para tomar una buena decisión. Se recomienda que el tamaño de las estancias sea mayor a 25 m2, para garantizar un ambiente confortable.

Otro factor importante es la distancia que queda entre la estufa y los diferentes objetos de la habitación donde la coloques. Debes dejar una separación de 80 a 100 cm de las paredes, cortinas y alfombras. De esta forma se evitan accidentes o daños generados por el calor con el paso del tiempo.

La importancia de la distribución del calor 

Una de las mayores ventajas de las estufas de leña es precisamente su forma de distribuir el calor, ya que lo hacen de forma densa y eficiente. Son capaces de calentar estancias de hasta 120 m2, consiguiendo siempre una temperatura acogedora. Por lo que siempre tendrás espacios con un ambiente agradable y perfecto para reunirse durante los meses más fríos.

Potencia de la chimenea o estufa 

Particularmente la potencia es otra de sus características más relevantes, debido a que se adaptan fácilmente a las necesidades de los diferentes espacios. Es importante que al elegir consideres este aspecto, ya que la chimenea debe tener un rendimiento óptimo, como para conseguir un ambiente cálido en toda la estancia.

Limpieza de la estufa de leña 

La limpieza de las estufas de leña es uno de los factores más importantes, debido a que necesitan de mucho mantenimiento para garantizar su buen funcionamiento. La recomendación principal es la de vaciar la ceniza del interior de la zona de quemado y del cenicero regularmente.

Hay que cuidar el cristal igualmente y desengrasar, limpiar los tubos de evacuación de humos por lo menos una vez al año, además realizar el deshollinado químico y mecánico. Todo esto en combinación con un mantenimiento profundo una vez al año de la mano de profesionales, es lo que hace que la chimenea se mantenga en óptimas condiciones por mucho más tiempo.

En La Tienda de Chimeneas queremos que aprendas a elegir una estufa de leña que satisfaga todas tus necesidades. Crea ambientes confortables comprando la chimenea perfecta para tu hogar y acepta la asesoría de nuestros profesionales para tomar la mejor decisión al respecto.

Deja un comentario