3 Feb

Cómo decorar una chimenea

La chimenea suele ser uno de los focos de atención en una casa. Si bien es cierto que ha visto disminuida su relevancia en el día a día en términos de funcionalidad, puesto que existen nuevas formas caloríficas y el confort se consigue con fuentes diferentes al fuego, este lugar es fundamental para dar personalidad a un espacio, como suele ser el salón de la casa.

Existen numerosas opciones si quieres saber cómo decorar una chimenea, ya que los diferentes estilos de interiorismo abogan por diferentes opciones a la hora de decorar este lugar. En este artículo intentaremos dar una serie de consejos que se adapten a tus preferencias.

Decora tu chimenea con cierto equilibrio

Una de las claves para conseguir una decoración que funcione es tratar de mantener el equilibrio. Generalmente, las chimeneas, sobre todo en aquellos modelos clásicos, ya de por sí aportan una gran dosis de personalidad.

Del mismo modo, aunque cierta combinación de estilos puede ser recomendable, el eclecticismo excesivo puede generar una sensación recargada que acabe por minimizar el efecto de cada uno de los elementos decorativos. Igualmente, la combinación de colores debe ser armoniosa y pensada para encajar con la paleta cromática del resto de la estancia, o de lo contrario se corre el riesgo de que la chimenea parezca fuera de lugar.

La decoración de una chimenea en desuso

Decorar una chimenea no solo está pensando para las que se utilizan, sino también si, por una razón o por otra, ha perdido su funcionalidad. Eso no significa que se deba renunciar a ella como elemento decorativo, puesto que aporta una personalidad a la estancia difícil de conseguir de otra manera.

Aprovecha ese rincón de la casa para dar un toque distintivo a la decoración del salón variando los materiales utilizados y consiguiendo espacios más armoniosos. En lugar de leña, puedes colocar otros objetos decorativos como libros, un espejo o alguna imagen de gran tamaño.

Utiliza elementos naturales

La chimenea evoca el fuego, nuestra conexión con lo más primitivo de la supervivencia del ser humano. Por eso, tiene sentido que recurramos a elementos decorativos relacionados con la naturaleza para contextualizar todo lo que simboliza una chimenea en el hogar.

Lo más coherente sería recurrir a piezas naturales como troncos, pero también se pueden utilizar cestos con ramas de cierta durabilidad. A veces la estética supera a la conceptualidad, pero eso no quita para que intentes aportar un plus de carácter genuino a tu chimenea.

En definitiva, cualquiera asocia la chimenea al fuego, por lo que tiene sentido mantener esa actitud de respeto y gusto por todo lo que nos podemos encontrar en la naturaleza. En nuestra tienda online encontrarás todo lo referente a las chimeneas y sus accesorios si quieres aprovecharla al máximo.Puedes contactar con nosotros si necesitas más información sobre la decoración de chimeneas, ya que no solo contamos con los accesorios más adecuados sino que nuestros profesionales te aportarán asesoramiento personalizado.

Deja un comentario