16 Sep

Cómo encender una chimenea: trucos para hacerlo

Aunque puede parecer algo muy fácil, no todo el mundo sabe cómo encender una chimenea. Existen una serie de consejos y recomendaciones para aquellas personas a las que les cueste conseguir un buen fuego.

Además, es importante conseguir que llama perdure y no haya que estar pendiente constantemente, de manera que la optimización de recursos es mayor.

Si quieres saber más sobre cómo hacer una buena fogata, continúa leyendo este artículo porque te vamos a dar unos trucos básicos que te ayudarán a tener una temperatura adecuada en tu estancia.

Pasos para encender una chimenea: toma nota

Si bien es cierto que existen numerosas fuentes de información en Internet, la realidad es que no todas ofrecen los mejores consejos, ya que una llama viva no lo es todo, sino que es importante que dure sin necesidad de estar avivándola todo el rato.

Preparar la chimenea

Una de las claves para que el encendido del fuego sea exitoso es contar con una chimenea en perfectas condiciones. Se recomienda una revisión por parte de profesionales si la chimenea lleva mucho tiempo sin ser utilizada. Un vistazo por parte de un deshollinador experto puede prevenir una desgracia.

Así mismo, es vital que no haya demasiadas cenizas o de lo contrario no estaremos facilitando la creación de la llama inicial. De todos modos, no las retires por completo ya que en su justa medida permite aislar la llama y aumentar el calor.

Colocar la hoguera

Independientemente de los materiales que vayas a utilizar, existen diferentes disposiciones para empezar el fuego. Hay quienes prefieren formar una especie de cuadrado con los troncos y otros prefieren una figura de pirámide.

En realidad, el secreto consiste en utilizar la cantidad justa de leña, que irás descubriendo con la práctica, ya que no existe una ciencia exacta sino que cada chimenea tiene su propio funcionamiento y rendimiento.

¿Qué material usar?

Lo más habitual es utilizar madera, virutas, papel y cerillas. Con esos cuatro “ingredientes” tienes todo lo necesario para encender una hoguera y comenzar a calentar la casa.

En cuanto a la leña, se puede utilizar de diferentes variedades de madera (encina, roble, olivo, etc.), pero se recomienda no poner más de la cuenta o de lo contrario se desperdiciará y el fuego tardará más de la cuenta en apagarse.

Las cerillas también se pueden sustituir por pastillas de encendido, que si bien pueden dar un olor más desagradable, aguantan más tiempo encendidas para producir una llama fuerte.

Mantener vivo el fuego

Lógicamente, una vez que consigues una llama y que la manera empiece a prender, es importante que no se apague. Para eso, avivar el fuego de vez en cuando es una de las claves. No tienes por qué estar delante de la chimenea todo el rato, sino utilizar un fuelle de vez en cuando para el aire remueva la llama…sin pasarse.De esta manera, podrás tener un fuego que caliente tu estancia y, al mismo tiempo, dé una sensación agradable para las personas presentes.

Recuerda que en nuestra tienda de chimeneas podrás comprar estufas de leña, pellets, estufas de diseño y accesorios al mejor precio del mercado.

Deja un comentario